ACABA DE NACER UN HERMANITO

El hermano mayor ante la llegada de un hermanito, siente pérdida de poder, y de atención por parte de sus padres (aunque no sea así la realidad, es su manera de percibirlo).


Carl Rogers defiende que las emociones negativas como celos o envidia, son consecuencias secundarias de la frustración de necesidades vitales como la seguridad o el afecto.


Cuando un niño se ve privado de la seguridad que necesita, o del afecto suficiente o no recibe la aceptación que requiere de su entorno, siente una gran frustración que canaliza a través de sentimientos negativos como los celos o la envidia.


Los celos en el hermano mayor, son totalmente normales ya que es su manera de expresar sus sentimientos ante este nuevo cambio y ante esta fase que desconoce.



1. COMPORTAMIENTOS QUE SUELEN DARSE CUANDO SURGEN LOS CELOS:


- Muchos niños pueden estar más desobedientes y “molestones” con su nuevo hermanito para recuperar la atención que cree haber perdido.

- Algunos niños tienen retrocesos como por ejemplo chuparse el dedo, hablar como un bebé, hacerse pis encima o pedir el chupete que ya no utiliza.

- Pueden volverse más tímidos de tal manera que ahora quieran jugar solos.


2. ALIMENTACIÓN Y SUEÑO:


Con la llegada de un nuevo hermanito, el apetito puede verse alterado de tal manera que pueda perderlo como comer con mucha ansiedad.

También es normal que le cueste más tiempo conseguir quedarse dormido así como que tenga varios despertares nocturnos incluso con alguna pesadilla.

Tanto el cambio en la alimentación como el del sueño, suele normalizarse al poco tiempo de adaptarse a su nuevo hermanito.


3. ESTRATEGIAS:


1. Debemos explicarle que papá y mamá le van a querer igual, aunque nos parezca que es muy pequeño para entendernos, es necesario que se lo expliquemos porque lo entenderá. Pero lo más importante es demostrárselo.


2. Los cambios, de uno en uno: Si estáis pensando en quitarle el pañal, cambiarle de habitación, quitarle el chupete, o cualquier otro cambio, es importante que no coincida con el momento en el que llegue un nuevo hermanito y esperar a que todo se estabilice en casa.


3. Mantener las rutinas: no olvidarnos que las rutinas en el hermano mayor funcionan muy bien, por lo que debemos mantenerlas: Seguir bañándolo a la misma hora, seguir realizando las mismas actividades, etc.


4. No debemos ridiculizar al hermano mayor y debemos validar todos sus sentimiento: Es normal que se sienta mal, por lo que se deben evitar comentarios como: “No te pongas así” y cambiarlos por: “entiendo que estés enfadado”.


5. Podemos involucrarle en tareas del bebé: Que nos ayude a darnos el pañal, a llenar la bañera, a prepara el biberón, etc.


6. Tiempo en exclusiva: Debemos buscar momentos para pasarlos únicamente con el hermano mayor.


7. No usar sus objetos personales para dejárselos al bebé como por ejemplo su objeto de apego o sus juguetes preferidos.

8. Empatía: En lugar de castigar todos los comportamientos negativos del hermano mayor, deberíamos ponernos en su lugar. Esto nos ayudará a entender por qué se comporta así y a actuar con él desde el cariño.


9. La más importante de todas: PACIENCIA!


El nacimiento de un hermanito, es un proceso de adaptación para toda la familia, por lo que lo más importante es tener paciencia ya que poco a poco se normalizará la situación y todo será más fácil.


¿Cuándo debo preocuparme?


Si notas que el comportamiento de tu hijo es demasiado agresivo y con las pautas anteriores no se consiguen avances, o si se alarga mucho este tipo de conducta en el tiempo, debes consultar con un profesional para haga una valoración personal de la situación y pueda ofreceros pautas concretas para vuestro caso.


Ánimo y mucha paciencia en esta etapa tan bonita, pero tan difícil en alguno casos a la vez.


0 vistas

©  2019  PsicoAnaHdz 

C/ Miguel Iscar, Valladolid

Sígueme
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now